Dīpāvali es una celebración que simboliza el triunfo de la luz sobre la obscuridad, del bien sobre el mal, del conocimiento sobre la ignorancia, de la esperanza sobre la desesperanza.

La luz de las velas que se encienden son un poderoso símbolo del conocimiento y la consciencia, un recordatorio del valor de la educación, el auto-análisis y el mejoramiento de uno mismo, del respeto a través del conocimiento y la aceptación de la diversidad que brinda armonía con uno mismo, dentro de la comunidad y entre las comunidades.

Así, al encender las lámparas de aceite honramos la luz, reafirmamos nuestro compromiso con el aspecto luminoso de la realidad y combatimos la obscuridad que nubla nuestro conocimiento y nuestros corazones.

En Sánscrito, Dīpāvali significa “Hilera de Luces”. El día de su celebración está indicado por el calendario lunar y marca el inicio del año nuevo. Antes de su celebración se limpian y decoran las entradas de los hogares con hermosos y coloridos diseños en el piso que se conocen como Rangoli.
Es una celebración de cinco días durante los cuales se encienden luces y fuegos artificiales, se comparten dulces y regalos, y las mujeres adornan sus manos con henna.
En la mitología de India, el Dīpāvali conmemora el regreso de Rāma a su reino después de haber conquistado las fuerzas obscuras simbolizadas por el malvado rey Rāvaṇa, y rescatado a su esposa Sītā. Es por eso que se enciende fuego a efigies gigantescas de Rāvaṇa con diez cabezas que se rellenan con fuegos artificiales.
En el primer día se venera a Dhanvantari, encarnación de la riqueza y la salud.
En el segundo día se celebra la victoria de Kṛṣṇa sobre Narakāsura, el demonio de la ignorancia.
En el tercer día se celebra el matrimonio de la diosa Lakṣmī con Śrī Viṣṇu para invitar a la prosperidad.
Durante el cuarto día se celebra la relación amorosa entre esposa y esposo, y este último obsequia a su amada con un presente especial.
El quinto día conmemora la relación cordial y afectiva entre hermanos y hermanas.

Para la tradición Jaina esta celebración señala el momento en el cual Mahāvīra, el vigésimo cuarto Tīrthaṅkara, alcanzó la liberación.
En Dīpāvali se realiza también un baño ritual con aceite de masaje, polvos aromáticos de flores y maderas en el que se invoca la esencia sagrada de los ríos y del agua por su poder purificador.
Después de la celebración se ofrecen plegarias a Lakṣmī deidad de la prosperidad y a Kubera deidad de la riqueza para la prosperidad de la familia.

Ideas para Dīpāvali

El hogar, los negocios y oficinas deben estar limpios para recibir a la diosa Lakṣmī cuyos dones otorgan riqueza y bienestar.

Lámparas de aceite, hojas y flores de colores

Las lámparas de aceite son el símbolo principal de la celebración. Se coloca mantequilla clarificada o aceite con un pavilo de algodón.

Se pueden colocar velas en las cuatro esquinas acompañadas de hojas frescas, flores amarillas, rojas o naranjas.

Se pueden utilizar platos y objetos de metal o de cristal rellenos de agua para aportar brillo y claridad.

 

Lámparas

Las lámparas de tela o papel también ocupan un lugar importante en la celebración.

Rangolis

Los Rangolis son hermosas decoraciones hechas con pétalos de flores y polvos de colores que adornan las entradas de casas y espacios. Muchas veces son mandalas y figuras geométricas, pero también se representan deidades, especialmente a Gaṇeśa y a Kṛṣṇa, y otros símbolos auspiciosos como el pavoreal y el pūrṇaghata que simboliza la abundancia.

 

 

Fuegos artificiales

Los fuegos artificiales se consideran una parte fundamental de la celebración. Sikhs, Jainas e hinduistas celebran Dīpāvali de manera magnánima.

Dulces, risas y alegría

Dīpāvali es año nuevo y se considera una época auspiciosa. Se festeja con dulces y platillos deliciosos.

Dīpāvali es una celebración y una celebración implica un ánimo festivo, las luces, la música, la danza, las risas son aboslutamente bienvenidas.

 

Es Sánscrito en México creemos que es un importante momento para impulsar el aspecto luminoso en nuestros corazones y en nuestra relación con el mundo, de fortalecer nuestro sentido de comunidad y de encender una luz por la protección, la paz y la prosperidad de todos los seres.

“Ni toda la oscuridad del mundo podrá acabar con la luz de una sola vela”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: