En el cuarto día de Navarātri los śāktas veneran a Durgā en la forma de la diosa Kūṣmāṇḍā, “Embrión poco caliente”, a quien se atribuye haber sido la śakti o energía femenina responsable de haber creado este universo en su totalidad. Es una śakti de inmenso poder creativo, a quien además se atribuye la cualidad de la alegría. Fue su sonrisa, apenas sugerida en las imágenes, la que puso en movimiento la creación del mundo a partir de un estado indiferenciado y oscuro. Así, Kūṣmāṇḍā representa la semilla de la potencia creativa femenina, siempre latente y dotada de cualidades dichosas y alegres.

Navarātri, la diosa Kūṣmāṇḍā

Igual que otras formas de Durgā, Kūṣmāṇḍā va montada en un tigre, símbolo de fiereza y valentía. Posee ocho brazos, en los cuales porta, respectivamente, un jarro con surā o néctar de la inmortalidad, arco y flecha, un loto de la pureza, el disco o cakra que pone en movimiento el tiempo a partir del momento de la creación, el mazo, la mālā para la recitación de mantras sagrados y un cuenco que contiene sangre, símbolo de la vida y la energía vital. La adoración de Kūṣmāṇḍā tiene como objetivo propiciar a la diosa para que otorgue larga vida, vitalidad y salud.

Algunos śāktas adoran a Kūṣmāṇḍā en el cuarto día del Navarātri por medio del siguiente mantra:

सुरासम्पूर्णकलशं रुधिराप्लुतमेव च ।
दधाना हस्तपद्माभ्यां कूष्माण्डा शुभदास्तु ते ॥

surāsampūrṇakalaśa rudhirāplutameva ca |

dadhānā hastapadmābhyā kūṣmāṇḍā śubhadāstu te ||

“Que Kūṣmāṇḍā te sea favorable, la que sostiene con sus manos de loto

una jarra colmada de agua y otra rebosante de sangre.”

Creador de la ilustración Mahaveer Swami

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: