Kukkuṭa

Kukkuṭa कुक्कुट, “Gallo”, que aparece en kukkuṭāsana कुक्कुटासन, “la postura del gallo”, pārśvakukkuṭāsana पार्श्वकुक्कुटासन, “la postura del gallo hacia un costado” y ūrdhvakukkuṭāsana ऊर्ध्वकुक्कुटासन, “la postura del gallo hacia arriba”. Esta última variación es la que realiza el sādhu en la siguiente imagen.

Kūrma

La palabra Kūrma, कूर्म, “Tortuga”, aparece en kūrmāsana कूर्मासन, “la postura de la tortuga”, y sus variaciones.
En la imagen aparece Viṣṇu en su Kūrmāvatāra o “Descenso como tortuga”, una de sus más importantes apariciones en el mundo. Con esta forma permitió que los devas pudieran obtener el amṛta o néctar de la inmortalidad.

Garuḍa

Se suele traducir Garuḍa गरुड como águila, pero esto no es correcto. El Garuḍa es un tipo de ave mítica cuyo nombre quiere decir “Devorador”. Puede adoptar forma humana y a menudo aparece en lo relatos budistas e hinduistas como enemigo de las serpientes. En el hinduismo tiene un lugar muy importante como montura de Viṣṇu, de quien es uno de los devotos más cercanos.
En el haṭhayoga aparece en garuḍāsana गरुडासन, “la postura del garuḍa”.

Go

La palabra Go, गो, puede designar tanto a la vaca como al toro. Desde tiempos védicos el toro y la vaca simbolizan la unión afortunada de cielo y tierra. El toro celeste muge retumbando entre las nubes, derramando su semilla en forma de lluvia sobre la vaca terrestre que generosamente da vida a todas las cosas. En India la vaca es sagrada porque es una manifestación de ese poder generador de la tierra.
Por su parte Nandi नन्दि, “Feliz”, el toro de Śiva शिव, es un símbolo del poder latente, apacible cuando no es perturbado, pero terrible y destructivo cuando se agita.
En el haṭhayoga la palabra go aparece en gomukhāsana गोमुखासन, “la postura de la cara de vaca/toro”

Bhujaṃga

La palabra Bhujaṃga, भुजंग, “serpiente”.
Las serpientes son parte importantísima de la vida en India, en especial en las zonas rurales, en donde representan a la vez fuente de temor y de veneración, por su poder de matar y de otorgar fertilidad. En los textos antiguos es una constante la preocupación por protegerse de su veneno y establecer una relación amistosa con ellas. En toda India se venera a las serpientes de distintas formas, y en el norte es muy popular la diosa Manasā, representada en la imagen, una deidad a la que se propicia invocando su protección contra el veneno de serpiente y pidiendo su favor para obtener fertilidad.
En el haṭhayoga la palabra bhujaṃga aparece en bhujaṃgāsana भुजंगासन , “la postura de la serpiente”

Artista: Jamini Roy (1887-1972)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: