El Nāsadīya Sūkta (10.129) es un mantra fascinante que aparece en el maṇḍala 10 del Ṛg Veda. En él encontramos un relato misterioso y cifrado sobre el proceso de la creación del universo y sobre el ser que, de acuerdo a los antiguos védicos, dio origen a todas las cosas, precediendo a todo lo manifiesto, incluyendo a los dioses. Este ser, que recibe el nombre de tad ekam, “el solitario”, no es un dios ni puede entenderse como un personaje. Es la totalidad, en su forma no manifiesta y manifiesta, de la cual emana todo lo existente.

nasadiya
Un mantra védico sobre la creación del universo

Nāsadīya Sūkta

1 No había en ese entonces ni la inexistencia ni la existencia, no había ni el ámbito del espacio, ni el cielo que está más allá. ¿Qué se agitó? ¿En dónde? ¿Bajo la protección de quién? ¿Había agua, con una profundidad sin fondo?

 

nāsad āsīn no sad āsīt tadānīṃ nāsīd rajo no vyomā paro yat |

kim āvarīvaḥ kuha kasya śarmann ambhaḥ kim āsīd gahanaṃ gabhīram ||

 

2 No había en ese entonces ni muerte ni inmortalidad. No había signo que distinguiera a la noche del día. Aquel único respiraba sin viento, por su propio impulso. Aparte de eso no había nada más allá.

 

na mṛtyur āsīd amṛtaṃ na tarhi na rātryā ahna āsīt praketaḥ |

ānīd avātaṃ svadhayā tad ekaṃ tasmād dhānyan na paraḥ kiṃ canāsa ||

 

3 La oscuridad estaba oculta por la oscuridad en el principio, sin ningún signo distintivo; todo esto era agua. Aquel que estaba cubierto de vacío surgió gracias al poder del calor.

 

tama āsīt tamasā gūḷham agre ‘praketaṃ salilaṃ sarvam ā idam |

tucchyenābhv apihitaṃ yad āsīt tapasas tan mahinājāyataikam ||

 

4 El deseo le surgió al principio; esa fue la primera semilla de la mente. Los poetas, buscando con sabiduría encontraron en su corazón el vínculo de la existencia en la inexistencia.

 

kāmas tad agre sam avartatādhi manaso retaḥ prathamaṃ yad āsīt |

sato bandhum asati nir avindan hṛdi pratīṣyā kavayo manīṣā ||

 

5 Su cordón se extendió a lo largo. ¿Había abajo? ¿Había arriba? Había plantadores de semillas, había poderes. Había fuerza debajo, había impulso arriba.

 

tiraścīno vitato raśmir eṣām adhaḥ svid āsī3d upari svid āsī3t |

retodhā āsan mahimāna āsan svadhā avastāt prayatiḥ parastāt ||

 

6 ¿Quién lo sabe realmente? ¿Quién lo proclamará aquí? ¿De dónde se produjo? ¿De dónde proviene esta creación? Los dioses vinieron después, con la creación de este universo. ¿Quién sabe de dónde ha surgido?

 

ko addhā veda ka iha pra vocat kuta ājātā kuta iyaṃ visṛṣṭiḥ |

arvāg devā asya visarjanenāthā ko veda yata ābabhūva ||

 

7 ¿De dónde ha surgido esta creación? Tal vez se formó a sí misma, o tal vez no. El que la mira hacia abajo, en el cielo más alto, sólo él lo sabe. O tal vez él no lo sabe.

 

iyaṃ visṛṣṭir yata ābabhūva yadi vā dadhe yadi vā na |

yo asyādhyakṣaḥ parame vyoman so aṅga veda yadi vā na veda ||

One thought on “Un mantra védico sobre la creación del universo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: